Atención global a la persona con SD para el fomento de un bienestar psicológico y emocional


Este proyecto tiene como objetivo principal trabajar por el bienestar psicológico y emocional para mejorar la salud mental de la persona con SD facilitando recursos e instrumentos para que puedan manejarse de manera eficaz y adecuada frente a las dificultades que van surgiendo a lo largo de su historia vital.

¿POR QUÉ ES NECESARIO ESTE PROYECTO?

  • En las personas con SD se observan los mismos trastornos mentales que las personas con un funcionamiento intelectual normal, pero actualmente es difícil su detección ya que no se disponen de pruebas diagnósticas certeras.
  • Las tasas de depresión en adultos con SD, son superiores a las observadas en otras personas con DI y a las de la población general por lo que se hacen necesarias actuaciones encaminadas a la prevención de trastornos mentales asociados. Además, la red pública de salud no es capaz de absorber estos casos, primero porque no hay un número suficiente de especialistas (5 psicólogos por cada 100.000 habitantes) y segundo porque no tienen una formación adecuada en trastornos duales en DI, entrando en una "puerta giratoria" que perjudica seriamente a la persona y su familia.
  • Además, tienen una alteración cognitiva asociada que conlleva dificultades y carencias a nivel social y emocional que se traducen en conductas desadaptadas que no les permiten funcionar en ambientes normalizados.
  • La esperanza de vida de las personas con SD se aproxima a los 60-65 años siendo su envejecimiento y deterioro mucho mas prematuro que en la población normal. Por esta razón, son de máxima importancia valoraciones semestrales de su estado cognitivo y mental para facilitarles apoyos válidos que fomenten su calidad de vida, un bienestar psicológico, físico y social adecuados y una salud mental adecuada.

 

NUESTRO PROYECTO:

El proyecto que presentamos atiende en su globalidad a la salud biopsicosocial y al bienestar emocional de la persona con SD en su etapa adulta. Una atención psicológica individualizada a la persona con SD centrada en:

  • El conocimiento y gestión de las emociones
  • En el desarrollo y entrenamiento en hhss avanzadas y de autonomía personal,
  • En apoyos conductuales positivos, en el entrenamiento en neurofeedback para dominar mente-cuerpo
  • Así como planes individualizados de apoyo realizados desde la Planificación Centrada en la Persona que sustenten el Proyecto de Vida deseado por ella misma.

Con el objetivo de favorecer la inclusión social, la integración familiar, la autonomía personal, el conocimiento de uno mismo, una vida adulta lo más autónoma, independiente y normalizada posible y un envejecimiento tardío.

Resulta imprescindible una orientación psicológica especializada, dar mayor cabida al trabajo con emociones, a que sean capaces de aprender a manejar su mundo emocional para gestionar de manera mas eficaz su vida y las relaciones con las demás personas, fomentando así un mayor bienestar psíquico y emocional.

De esta manera, se llevan a cabo todas las actuaciones necesarias encaminadas a la prevención de problemas de salud mental, así como la derivación a consultas específicas en los casos necesarios, haciendo un seguimiento individualizado del caso y poniendo en práctica de manera coordinada las pautas y estrategias de intervención más adecuadas.

Los objetivos psicoterapéuticos se concretan en un Plan de Intervención Individualizado.

 

OBJETIVO GENERAL

Atender en su globalidad a la salud biopsicosocial y al bienestar emocional y psicológico de la persona con SD en su etapa adulta.

 

OBJETIVOS ESPECIFICOS

  • Fomentar un bienestar psicológico y emocional a través de una atención psicológica individualizada
  • Derivar a consultas especializadas aquellos casos en los que hay sospecha de trastorno dual y llevar cabo un seguimiento de los mismos
  • Apoyar y guiar en la elaboración y seguimiento del Plan de Apoyos del usuario
  • Facilitar y guiar al usuario, familia y red de apoyos en el Proyecto de Vida de la Persona

 

ACTIVIDADES

  1. Elaboración del Plan Psicoterapéutico: El proyecto comienza con una valoración inicial del caso. Los objetivos psicoterapéuticos se concretan en un Plan de Intervención Individualizado que se trabaja en sesiones individuales de apoyo y asesoramiento psicológico. Este plan está en revisión continua de manera trimestral.
  2. Orientación Psicoterapéutica individual: Se trabajarán a través de materiales y dinámicas la gestión y conocimiento de las emociones para gestionar de manera mas eficaz su vida y las relaciones con las demás personas. Dinámicas y materiales para trabajar hhss avanzadas y de promoción de la autonomía personal etc... Adaptaciones visuales en los casos necesarios.
  3. Pasación de pruebas de salud mental y neuropsicológicas en los casos de sospecha de trastorno dual asociado o deterioro cognitivo. Se llevará a cabo una derivación al profesional más adecuado. Se llevarán a cabo las pautas y estrategias de intervención recomendadas, así como una seguimiento y coordinación constante.
  4. En el transcurso de la intervención psicoterapéutica, psicólogo y familia facilitan al usuario para que sea él mismo quien manifieste sus deseos para que a partir de ahí, y teniendo en cuenta a él como principal protagonista y agente activo se diseñe de manera conjunta (joven, familia y profesional) un Plan de Apoyos Individualizado que le permita conseguir poco a poco los hitos de su Proyecto de Vida con el apoyo de personas voluntarias.

 

RESULTADOS ESPERADOS

  • 100% de los usuarios/as tendrá un Plan Psicoterapéutico individual siendo parte de su elaboración.
  • Se espera que al menos el 85% de las personas usuarias del proyecto presente mejoras a nivel emocional y psicológico alcanzando al menos el 75% de los objetivos planteados en el Plan Psicoterapéutico.
  • Se derivarán el 100% de los usuarios/as en los que se sospeche un trastorno mental asociado al SD para que sea valorado y bien diagnosticado y poder realizar un seguimiento adecuado de todos los casos, así como intervenir con las pautas mas adecuadas.
  • Derivar el 100% de los casos en los que se sospeche un deterioro cognitivo.
  • Que el 50% de las personas usuarias del proyecto tengan un Plan de Apoyos con los objetivos y necesidades concretas a conseguir y el tipo de apoyo necesario para ello.
  • Cumplimiento del 100% de los seguimientos con usuarios/as y familias.