La inclusión laboral de las personas con síndrome de Down, una oportunidad de crecimiento para las empresas

Oportunidad, voluntad, compromiso, colaboración, han sido algunas de las palabras que se escucharon en el encuentro empresarial organizado por el proyecto Tejiendo Redes de nuestra entidad con motivo del Día Mundial del Síndrome de Down. Un acto para poner en valor el derecho al trabajo de las personas con síndrome de Down (SD) y/o discapacidad intelectual (DI), así como del éxito de la metodología de Empleo con Apoyo (ECA) a la hora de incorporar en las plantillas de empresas ordinarias a estas personas.

El evento, que tuvo lugar en la sala Ámbito Cultural de El Corte Inglés, comenzó con los testimonios en primera persona de diferentes empresas inclusivas que pertenecen a la Red Navarra de Empresas Inclusivas, así como de dos personas de la Asociación que trabajan en dos de estas empresas. Además, se hizo entrega del reconocimiento de empresa inclusiva a Ayuntamiento de Pamplona, Lamudita Burger Studio y Forum Sport Itaroa.

Pedro Nogueira, de FCC, habló de la importancia de vencer los miedos del principio a la hora de contratar a una persona con síndrome de Down y/o discapacidad intelectual. “El miedo se vence cuando te comprometes y pruebas”.

Lucas Álvarez, de Tafalla Iron Foundry, aseguró que la clave está en salir de la zona de confort y comprometerse. “Hay que ver la oportunidad y no el problema, salir de la zona de confort. De hecho, el 99% de las empresas que contratan están encantadas. Hay que lograr un compromiso de las empresas y de la sociedad”.

“¿A qué estáis esperando?”, dijo José Ramón Larráyoz, de Lamudita Burger Studio, a todas las empresas asistentes. José explicó cómo su empresa ha cambiado antes y después de contar en su equipo con una persona con síndrome de Down y la importancia de la figura de la preparadora laboral en este proceso.

Por su parte, Miguel Bados, de El Corte Inglés, añadió todo lo que supone tener un empleo para una persona, tenga SD o no. “Gracias al trabajo estas personas se desarrollan personalmente en todos los ámbitos”.

Otro de los aspectos de los que se hablaron en este encuentro fue del clima laboral, de cómo las empresas inclusivas han percibido ese cambio en positivo y de cómo es clave hacer red. “Ana es una más en la plantilla, es necesario hacer red y contagiar a otras empresas”, afirmó Gemma Botín, de Fundación Caja Navarra.

Por último, Maider Lázcoz, trabajadora en la Universidad de Navarra y David Zurbano, trabajador en FCC, describieron su trayectoria laboral. “Queremos que las empresas nos contratéis y veáis que somos capaces”, aseguró David. “La Asociación os facilita todo, las preparadoras laborales y todo lo que haga falta”, añadió Maider.

Para finalizar se abrió un coloquio entre todas las empresas asistentes para resolver dudas e inquietudes y se ha proyectado un vídeo en el que han participado más de una veintena de empresas inclusivas.